Displaying items by tag: barcos

Saturday, 06 June 2020 18:30

Cuida tu barco de la humedad

Los barcos están especialmente afectados por los excesos de humedad. El alto nivel de humedad que soportan las embarcaciones ocasiona desperfectos en colchonetas, corrosión en materiales metálicos y estropea la madera.

Todos estos problemas son más acusados cuando dejamos nuestro barco amarrado por un tiempo. Al volver a la embarcación podemos encontrar desagradables sorpresas causadas por la humedad. La mayoría de estos desperfectos se pueden evitar.

Cuando dejemos el barco amarrado y en desuso por un tiempo, es aconsejable no almacenar en el interior colchonetas o materiales que no estén completamente secos, ya que estos harán subir el nivel de humedad del interior del barco, terminando por generar desperfectos y provocando la aparición de moho y manchas de humedad. En periodos de largas paradas, usar unantihumedad evitará la aparición de problemas derivados de la humedad.

Durante el uso del barco también debemos tomar ciertas precauciones para evitar que la humedad genere problemas. Cuando dormimos, por ejemplo, generamos una humedad al respirar que se manifestará en el interior de la embarcación en forma de condensación. Factores como éste, sumados a la humedad ambiental propia del mar, pueden resultar molestos y dañinos para la estructura del barco.

Por todo ello, recomendamos el uso de productos antihumedad, tanto en épocas en las que usemos el barco como en aquellas en las que la embarcación queda amarrada y en desuso por un tiempo.

HUMYDRY Percha Antihumedad es el producto más seguro y práctico del mercado para embarcaciones y lugares en movimiento. Su funcional diseño te permite colgarlo de cualquier lugar y regular la humedad ambiental.

También puedes utilizar los productos de la gama Premium que, gracias a su depósito de gran capacidad y su sistema anti derrame patentado, te permitirán disfrutar de un ambiente sano y agradable a la vez que cuidas de tu barco.

Published in Botes y Barcos
Tagged under

Mantener el brillo del acabado de nuestro barco requiere algo más que cuidar solamente el gelcoat. Si tenemos un motor fueraborda, la carcasa necesita ser lavada y pulida exactamente como la pintura de un coche. Pero, ¿porqué molestarse? Bueno, cuando llegue el momento de vender la embarcación, su aspecto cuenta, y mucho, ya que las fotografías del anuncio del barco son lo primero que el comprador va a mirar. El aspecto general del barco también tiene influencia a la hora de negociar el mejor precio de venta. Eche un vistazo a este video dónde Lenny Rudow, editor de boats.com EE.UU, nos explica como mantener el buen aspecto de nuestro motor fueraborda.

YouTube subtítulos 2

 

https://www.youtube.com/watch?v=m4MCh0B2kaQ
Una de las formas de mantener el motor con el mejor aspecto posible, y que no hemos comentado en el video, es protegerlo de los elementos con una funda. La exposición prolongada a los rayos UV es de lo más dañino para el acabado del motor, además de los impactos que provocan desconchados, grietas y arañazos, por supuesto.

Si es posible, guardar el barco y los motores fueraborda en un garaje o bajo una funda contribuirá bastante para mantener su acabado como nuevo. Se pueden comprar fundas especiales para motores para protegerlos del sol y de otras agresiones. Pero cuidado: las fundas mal ajustadas pueden causar más daños que no usar funda. En días de viento, una funda mal ajustada terminará rozando contra el revestimiento de la tapa del motor, lo que provocará un enorme desgaste en el acabado.

El peligro se vuelve aún más grande cuando cubrimos los motores con una lona de polipropileno, que en realidad puede causar más daños que beneficios. Las lonas de este material, al moverse con el viento y rozar el acabado pueden dañar un fueraborda en cuestión de horas. Si cubrimos nuestro barco con una de estas lonas, lo ideal es proteger primero los motores fueraborda con una sábana de algodón o una manta no abrasiva.

Published in Botes y Barcos

¿Cómo cambiar el aceite del motor en un barco? Puede ser sencillo si cuenta con las herramientas y el espacio necesario para realizar las maniobras con comodidad. Respetando unos pocos pasos es posible hacerlo bien y no salir manchado en el intento.

Estamos de acuerdo en que llamar al servicio técnico cuenta con innumerables ventajas. Pero no está demás saber como se lleva a cabo el trabajo, para aquellas personas que les agrada la mecánica o en tal caso, saber por lo que pagamos.

Como primera medida hemos de tener el Manual de Instrucciones y, en lo posible, el Despiece, por si tuviéramos que solicitar algún recambio, poder hacerlo por el número de referencia. El manual por su parte, nos indicará los períodos de mantenimiento y los recambios que hemos de tener para cada tarea.

Si bien se recomienda el cambio de aceite las primeras 50 horas y luego cada 200 horas es muy importante controlar periódicamente el nivel de aceite mediante la varilla. De esta forma, podremos controlar el estado del aceite, la viscosidad, e inclusive descubrir de inmediato si ha habido una avería y el agua se mezcla con el aceite, algo por cierto, bastante grave.

Orden y previsión


Hemos de comenzar el trabajo evaluando los riesgos y calculando como lo haremos; además de considerar la vestimenta, llevar el cabello recogido, quitarse los anillos y tener a mano una buena cantidad de trapos para limpiar el aceite derramado. No es tan sencillo como en un coche que se eleva, se coloca un recipiente por debajo del carter y el aceite cae por gravedad. En principio mientras pensamos la maniobra, es recomendable poner el motor en marcha para que el aceite se caliente, sea más líquido y salga en su totalidad. Prestar atención a no calentarlo demasiado y que luego nos impida trabajar.

Como primera medida ubicaremos el tubo de la bomba de extracción que sale de la parte inferior del carter, aquí irá conectado un manguito de largo variable. El conjunto debe permitirnos instalar un recipiente para el aceite usado y trabajar con cierta comodidad.

Cuando la bomba esté conectada comenzaremos a extraer el aceite, es muy importante que en las conexiones entre manguitos no entre aire porque nos impedirá el buen funcionamiento de la bomba de extracción. Tomad esta parte con calma; hay que bombear muchas veces para extraer todo el aceite.

Cambio de filtro


Acabado este trámite, cerramos el tubo de la bomba de extracción y procederemos a cambiar el filtro. Como primera medida deberíamos ubicar un recipiente pequeño, chato, que quepa por debajo del filtro para evitar que caiga aceite a la sentina. Para desenroscarlo lo más eficiente es utilizar una llave de cadena, una vez lo hayamos aflojado se puede retirar girándolo con la mano. Antes de instalar el nuevo filtro tenemos que asegurarnos que la rosca del conector está limpia; además, es necesario poner un poco de aceite en la junta de goma del nuevo filtro. Enroscar con cuidado y ajustar a mano.

Para rellenar el circuito abriremos el tapón situado en la parte superior de la tapa de balancines. En este motor se utilizan 6,5 litros de aceite si se cambia el filtro y un litro menos si dejamos el mismo filtro. Siempre se ha de utilizar el aceite recomendado SAE 15 W40 Diesel, de no hacerlo podría ocasionar daños a algunos componentes y la pérdida de la garantía. Se utilizará el mismo aceite todo el año teniendo en cuenta los parámetros de temperatura ambiente comprendidas entre -15ºC y superiores a +35ºC.

Después de rellenar el circuito pondremos el motor en marcha al ralentí durante algunos minutos hasta que la luz del cuadro de control se apague y paremos el motor para revisar que no haya pérdidas y revisar el nivel mediante la varilla que limpiaremos con un trapo antes de volver a colocarla y volver a medir. En este período de tiempo el aceite recorrerá todo el circuito hasta completarlo y esto hará disminuir el nivel.
Mantenimiento de motor: cambio de aceite y filtro
Es muy importante recordar que es tan grave que el nivel de aceite esté bajo, como que esté por sobre la marca, lo que podría ocasionar varios problemas como romper retenes y ocasionar fugas o incluso si partes del cigüeñal llegan a tocar el nivel de aceite pueden batirlo junto con el aire y perder sus capacidades lubricantes. Si esto ocurriera, podremos ver en la varilla que el aceite a cambiado de color hacia un tono blanquecino, lechoso.

Tener presente que las muescas de la varilla se refieren al motor en posición horizontal; por lo tanto, verificar la inclinación del motor al comprobar el nivel de aceite. En el manual de instrucciones podrá encontrar una tabla que indica la medida de la varilla según los grados de inclinación del motor y así poder revisar el nivel eficientemente.

Siguiendo estos pasos la tarea de recambio de aceite puede ser sencilla y se realizará en un par de horas.

Ante la menor duda es recomendable consultar al servicio técnico de la marca y antes de comenzar a trabajar considerar las normas de seguridad, utilizar guantes, ropa adecuada y ser muy consientes del cuidado del medioambiente, llevar los restos a un punto de reciclaje autorizado y no derramar aceite en la sentina porque acabará indefectiblemente en el mar.

Mantenimiento de motor: cambio de aceite y filtro

Published in Botes y Barcos
Tagged under
Saturday, 06 June 2020 17:43

3 tonterías que nunca debes hacer en un barco

Incluso los navegantes más experimentados saben que aunque los años de práctica aportan más seguridad y conocimiento, todos cometemos errores y algunos de ellos no pasan de tonterías, cosas que sabemos que no deberíamos hacer pero que muchas veces por pereza o descuido hacemos y peor aún, repetimos.

Lenny Rudow nos recuerda tres importantes consejos para navegar con más seguridad en este vídeo con subtítulos en español.

Y aunque no siempre un error o una tontería causan un desastre, mejor no testar los limites de nuestra suerte. Así que recordemos:

  1. No navegar cerca o en la ruta de barcos grandes como buques mercantes o grandes barcos de pasajeros; estos barcos necesitan mucho espacio para maniobrar y son muy lentos así que somos nosotros quien debe quitarse del medio.
  2. No tirar el ancla por la borda; bajarla lentamente y con cuidado.
  3. No navegar con la antena VHF inclinada, eso disminuye su efectividad; debemos mantenerla vertical, para que su alcance sea lo más efectivo.
Published in Botes y Barcos
Tagged under

Las mascotas se han convertido en parte importante de la vida de muchas personas, por lo que no es extraño encontrar, cada vez más, navegantes acompañados a bordo por sus mascotas.

Cada animal es distinto y tiene su propia personalidad, por tanto su comportamiento y el modo de tratarlos nunca será una ciencia exacta. Está claro que la mayoría de animales domésticos pueden navegar, incluso los gatos, a pesar de sus presuntas malas relaciones con el medio acuático. Llevar mascotas a bordo debería ser simplemente la continuidad de la vida habitual trasladada a un medio distinto. En determinadas ocasiones la navegación implica llegar a situaciones incómodas o incluso extremas, en las que la paciencia se agota a causa de la fatiga. Esto, sumado a la limitación del espacio y al hecho de tener que convivir muchas horas juntos, puede desencadenar situaciones de estrés para el animal y su propietario.

Mascotas a bordo del barco

Por muy acostumbrado que esté, es conveniente no olvidar nunca el arnés de seguridad. Foto: Jordi Maseras.



Para llevar un perro a bordo no existen normas fijas, se trata de adaptarse a cada circunstancia con paciencia y tolerancia, pero al mismo tiempo controlando siempre la situación para no comprometer nunca la seguridad del barco, que en definitiva es la nuestra. Por supuesto siempre con el máximo cariño hacia los animales.

Mascotas a bordo del barco

Hay armadores que embarcan a más de una mascota sin ningún problema. Foto: Jordi Maseras.



Desde el mismo momento en que decidimos embarcar a nuestra mascota, se convierte en un miembro más de la tripulación, y por tanto deberemos embarcar también todo su equipo conforme a las circunstancias de la singladura que pretendamos acometer. Es conveniente ayudarlos a no sentirse demasiado perdidos a bordo. Su comida así como los accesorios donde comen, beben y se acuestan deberían ser los mismos que usan en casa. Su acusado sentido del olfato les hace reconocer en el acto si se trata de su plato o su colchoneta.

También es conveniente que nuestra mascota, como lo haría cualquier tripulante, encuentre a bordo su litera. Hay que procurarle un rincón que sea de su agrado, sin que entorpezca el paso o las maniobras, especialmente en embarcaciones de pequeña eslora. Su rincón tendría que contar con su colchoneta y alguna manta sobre todo si navegamos en invierno.

Mascotas a bordo del barco

Tanto si estamos atracados en puerto como si estamos fondeados, será conveniente procurarle una buena sombra para su descanso. Foto: Jordi Maseras.



En el caso de los gatos es aconsejable embarcar también su transportin para poder encerrarlo en caso de condiciones meteorológicas adversas, durante las cuales la navegación se vuelve dura, y un gato asustado circulando suelto por el barco podría crear situaciones de peligro.

Los perros suelen reaccionar mejor ante las diferentes condiciones que se suelen dar durante la navegación. Aunque embarcar un transportin para el perro sería lo ideal, a veces el tamaño del animal lo pone difícil y su estiba a bordo se hace complicada. En cambio, es muy conveniente y hasta diría que obligatorio, dotar a nuestra mascota de un arnés adecuado a su talla y peso. Es fácil encontrar en el mercado chalecos para perros de todas las tallas y modelos.

Mascotas a bordo del barco

Si nos ausentamos del barco será un buen guardián siempre que lo tengamos atado o muy bien amaestrado para que no se vaya. Foto: Jordi Maseras.



Cuando llevemos nuestra mascota a bordo no olvidaremos embarcar sus papeles de identificación, su cartilla de vacunación al día y la medicación que su veterinario le tenga asignada en cada caso. Tampoco deberemos olvidar tener siempre a mano el número de teléfono de su veterinario y, si viajamos a lugares alejados de nuestra residencia habitual, es una buena medida informarse previamente de si existen veterinarios en la zona y donde podemos encontrarlos. Esta última recomendación es de obligado cumplimiento si nuestra mascota sufre alguna patología crónica.

En caso de mareo, los animales, no son tan diferentes de los humanos, los primeros síntomas son la aparición de babas abundantes debido a las náuseas que sufre. Una mueca un tanto desencajada que recuerda una especie de sonrisa exagerada es la señal inequívoca de que el vómito es inminente. Para evitar o prevenir el mareo es conveniente empezar con un proceso de aprendizaje y adaptación al barco, primero en el puerto y después con navegaciones cortas que podremos ir alargando de forma progresiva. Hay que evitar que el animal efectúe comidas copiosas antes de navegar. Navegando también es bueno acostumbrarlo a permanecer en cubierta, debidamente atado a la línea de vida y sin perderlo de vista, lejos del ruido o los humos del motor.

Mascotas a bordo del barco

También los podemos hacer participar de nuestros juguetes acuáticos. Foto: Jordi Maseras.



También deberemos prestar especial atención a su higiene tanto o más a bordo por tratarse de un espacio reducido. Navegando en largas singladuras lo mejor será acostumbrarlo a hacer sus necesidades en un punto concreto de la cubierta. Un baldeo con agua de mar bastará para limpiar la zona, pero mantendrá intacto el olor mínimo que el animal necesita para localizar su excusado. En las navegaciones cortas es conveniente pasear a nuestra mascota antes de zarpar y dejar que haga sus necesidades. En este punto es importante destacar la actitud incívica de algunos navegantes que pasean alegremente sus mascotas por los pantalanes mientras los animales se orinan en las torretas de luz y agua, o en las amarras de los barcos.

En definitiva, si tenemos una mascota, no nos privemos del placer de navegar con ella, pero eso sí, todas las precauciones serán pocas a la hora de velar por su seguridad en alta mar, las cubiertas de los barcos suelen ser resbaladizas y más si navegamos escorados o con mala mar.

Published in Botes y Barcos
Tagged under
Saturday, 06 June 2020 17:35

Cuida el consumo eléctrico de tu barco

Por regla general, un barco nuevo se entrega con un mínimo de instrumentos eléctricos y con un grupo de baterías que es más que suficiente para hacer un empleo razonable de dichos instrumentos. Ahora bien, antes de efectuar la primera salida todos los armadores solemos instalar cantidad de instrumentos y aparatos destinados a facilitarnos la navegación, mejorar la comodidad a bordo y aumentar la seguridad del barco y de nuestra tripulación.

Normalmente, no nos preocupamos demasiado, porque sabemos que mientras nuestros aparatos están en funcionamiento y consumiendo, nuestro alternador va reponiendo el gasto. Esta última apreciación es válida para todas las embarcaciones a motor, pero no lo es tanto si nuestra embarcación es de vela. Pero si el próximo verano decidimos alargar nuestras singladuras y con más personas a bordo de las habituales, sería muy conveniente que conociéramos el consumo de cada uno de los aparatos y bombillas de a bordo porque nunca estamos libres de una posible avería del alternador y, mientras navegamos, el consumo de energía no podrá ser repuesto. Para conocer con exactitud el consumo podemos proceder de dos formas igualmente efectivas: por cálculo y por medición.

Por cálculo


La potencia en vatios la podemos leer en las propias bombillas, en las etiquetas de los aparatos o en las características de los instrumentos. Así, por ejemplo, si la potencia de una luz tricolor es de 25 vatios y la dejamos encendida 8 horas, la corriente consumida será de 25W x 8h = 200 vatios hora. Si la tensión de la batería es de 12 voltios, el consumo aproximado será de 200Wh / 12V = 16,7 amperios hora.

Por medición


Conectaremos un amperímetro de precisión, en serie, a la red de consumo del barco. Con el motor parado, el cargador de baterías desconectado y todos los puntos de consumo apagados, la aguja del amperímetro tiene que señalar cero. Encendiendo sucesivamente cada aparato, podremos conocer con total exactitud la corriente que precisan para funcionar. La medición de puntos de consumo cuyo motor no funciona de forma continuada, como los pilotos automáticos y los grupos frigoríficos, resultará algo más difícil de determinar o bien deberemos proceder a aplicar el sistema por cálculo.

Conocer consumo electrico

Es importante que la instalación de aparatos que vayamos instalando esté realizada por personal profesional para evitar posibles problemas posteriores en todo el circuito. Foto: Jordi Maserasconsumo eléctrico



En la actualidad ya son muchos los astilleros que equipan a sus embarcaciones con iluminación por bombillas de Led que consumen una cuarta parte que las bombillas convencionales. Si nuestra embarcación todavía va equipada con las bombillas tradicionales de incandescencia, vale la pena hacer la inversión y pasarnos a la tecnología Led.

Published in Botes y Barcos

Valorar el mantenimiento que necesitará un barco – y el coste asociado a los equipos caros que necesitan ser reemplazados periódicamente – puede ser un desafío para cualquiera de nosotros, pero en particular para los que tienen menos experiencia o que buscan su primer barco.

El mantenimiento regular y consistente del barco es la clave para que se mantenga seguro y fiable, con un mínimo de gastos de reparación inesperados, y para que mantenga su aspecto y su valor por más tiempo. Cualquiera que sea el barco, el mantenimiento es un proceso continuo que requiere que observemos de cerca todo lo que pueda necesitar atención, incluyendo la maniobra, cabos desgastados, daños en las velas y así sucesivamente. Eso no quiere decir que el mantenimiento regular tenga que ser una tarea onerosa, es más una actitud que debemos cultivar, lo que nos ayudará a detectar las primeras señales de deterioro, controlar el desgaste que se vaya produciendo y decidir qué hacer antes de que se vuelva un problema que nos pueda estropear un fin de semana perfecto.

El viejo adagio “más vale prevenir" es tan actual hoy como cuando los barcos a vela dominaban el comercio mundial en los océanos. Esto es especialmente cierto para los sistemas mecánicos y eléctricos y todo lo que pueda permitir que el agua penetre en la estructura del barco, como es el caso de los elementos de la maniobra que traspasan la cubierta.

Moldeados en fibra de vidrio

El pulimento regular y la cera ayudarán a mantener la fibra de vidrio como nueva y son particularmente importantes en el caso de colores oscuros, que tienden a desvanecerse con más rapidez. Las zonas más grandes de una obra muerta muy decoloradas se trabajan mejor con una pulidora eléctrica.

Revise periódicamente los moldeados de fibra de vidrio e identifique rayados, desconchones, grietas y otros daños en el gelcoat. Todas las grietas deben ser investigadas para evaluar su profundidad. Podemos utilizar un cincel afilado para abrir la grieta en forma de v. Si no se extiende más allá del gelcoat, una reparación estética del gel es suficiente. Sin embargo, si el daño afecta el laminado entonces necesitará una reparación profesional.

Cuidar las maderas

Las cubiertas de teca en barcos de fibra de vidrio o aluminio tienen una vida útil limitada y sustituirlas es bastante caro – Los tablones sueltos, partidos o con agujeros deben ser reparados inmediatamente para evitar que el agua se infiltre por debajo de la cubierta. Gran parte del daño que sufren estas cubiertas resulta de lavarlas con un cepillo de cerdas demasiado duras, que puede desgastar la madera hasta 1mm por año. Un cepillo menos agresivo, utilizado suavemente de forma transversal al sentido de la veta ayuda a evitar este tipo de desgaste, y el resultado es que poco a poco la madera va adquiriendo un aspecto plateado natural.

Los barcos de madera están más sujetos a los daños causados por deterioros en las capas de pintura, barniz o epoxi y a los problemas causados por el agua dulce y las heladas. El agua salada, por otro lado, actúa como un conservante suave, así que la mayor parte de los problemas los encontraremos dónde se acumule el agua de la lluvia, y los daños en las capas de protección de la madera permiten que se instale la podredumbre.

La falta de ventilación es el otro enemigo mortal de las estructuras de madera. Las fundas que usemos para cubrir el barco o alguna zona especifica deben ser de materiales transpirables. Además, los barcos necesitan un buen flujo de aire a través de las zonas de alojamiento y espacios de estiba, a menos que estén equipados con un deshumidificador marino. De hecho, esto debe ser una prioridad a la hora de cuidar cualquier barco de madera, para evitar que huela mal y que se vuelva húmedo y prolifere el moho. La diferencia en relación a los barcos de fibra de vidrio es sencillamente que en este caso la estructura no se deteriora con la humedad, aunque los muebles y todo lo que almacenemos a bordo se verá afectado si permitimos que el interior permanezca húmedo.

Motores y otros equipos

Los motores diesel intraborda necesitan mantenimiento anual, lo que incluye cambio de aceite, de filtro de aceite y de los filtros de combustible. Idealmente esto se debe hacer antes de varar el barco al final de a temporada y del invernaje del motor. Los controles diarios incluyen el estado y tensión de la correa de transmisión, un examen de todo el cableado para comprobar si existen conexiones flojas o desgaste, y el nivel del aceite y del refrigerante en el intercambiador de calor de los motores refrigerados por agua dulce.

Los ánodos de sacrificio se deben cambiar cuando la degradación es de aproximadamente un tercio. Muchas veces, y en la práctica, esto significa hacerlo anualmente. Debemos examinar los bordes exteriores de las palas de la hélice, las picaduras en la superficie acompañadas de una descoloración rosada son señal de corrosión electrolítica y debemos determinar su gravedad para decidir qué hacer. También revisaremos el asiento del cojinete para detectar desgastes - el ajuste del eje debe ser perfecto.

Los daños a los pasacascos de metal suelen ser causados por la electrólisis – un polvo blanco en el interior del casco alrededor de estos accesorios es una señal de deszincificación y de que deben ser reemplazados. En cualquier caso, compruebe que todos los grifos de fondo están operacionales y lubricados antes de devolver el barco al agua. También verificaremos el estado de los transductores del registro de velocidad y ecosonda.

Las bombas de achique (y del inodoro) necesitan mantenimiento periódico. Quizás no sea necesario hacerlo anualmente si se utilizan solamente de vez en cuando, pero debemos hacerlo cada dos años. Los tubos flexibles de PVC para el gas tienen una vida útil de cinco años, pero si observamos cualquier señal de desgaste, debemos reemplazarlos inmediatamente y si no tenemos experiencia, la forma más segura de hacerlo es con la asistencia de un técnico cualificado.

Todos los equipos de seguridad deben ser verificados y mantenidos cada año: los chalecos salvavidas deben ser examinados con más frecuencia para detectar rozaduras o daños en las costuras y para confirmar que la botella de CO2 se encuentra fija en su lugar.

Velas y Aparejo

Examinaremos las velas para detectar daños en las costuras, así como cortes, roces o desgarrones – cuando navegamos hasta los daños más pequeños serán visibles contra el sol así que debemos prestar atención a las zonas de más esfuerzo, vainas de sable y la baluma de las velas de proa.

Una revisión completa del aparejo es una precaución sensata por lo menos una vez al año. Una inspección puramente visual no es suficiente – las fisuras casi invisibles al ojo pueden causar problemas en el aluminio y el acero inoxidable – pero es un buen punto de partida. Compruebe todos los terminales y accesorios para determinar en que condiciones están, tanto su aspecto como su seguridad, prestando especial atención a las uniones de las crucetas y puntos de anclaje del aparejo. En el tope del mástil debemos verificar que las poleas de las drizas funcionan bien y engrasarlas con moderación. Además, verifiquemos que los terminales de cruceta y otros elementos que puedan dañar las velas no causan problemas y están bien protegidos con cinta adhesiva.

Hacer un presupuesto para el mantenimiento del barco

Muchas veces la dificultad de mantener adecuadamente un barco más antiguo resulta de no haber sabido prever los costes a largo plazo. Es bastante sencillo presupuestar el cambio anual de las velas si competimos frecuentemente ya que sabemos que hay que sustituirlas más a menudo. Sin embargo, los elementos con una vida útil más larga suponen un verdadero problema ya que es difícil anticipar el momento exacto en que terminarán su vida útil. Una forma de evitar sorpresas es tener un fondo de contingencia que usaremos para costear la sustitución de los equipos esenciales. Podemos asesorarnos con expertos y hacer una estimación aproximada de la vida útil de los equipos clave para ir presupuestando los más caros y añadiendo ese montante a nuestro fondo.



Published in Botes y Barcos
Tagged under

Sobre ¡Cuídalo bien!

Consejos y sugerencias de cómo cuidar bien tu tesoro, ese ser, bien material o pertenencia que tanto quieres. Cómo cuidar la salud, como cuidar tu cuerpo, tus muebles, tus electrónicos. Cuídalo bien porque es tuyo y porque vale la pena. Cuídalo bien que es único y no hay repuestos. #CuidaloBien #Cuidalo